Con la actual escasez de tarjetas gráficas, los procesadores con gráficos integrados (iGPU) se han vuelto una opción viable y confiable para los jugadores con presupuestos ajustados. Aunque los iGPU aún no pueden igualar el rendimiento de las tarjetas gráficas dedicadas, han experimentado mejoras significativas en los últimos años, permitiendo ejecutar la mayoría de los juegos modernos en configuraciones de baja a media.

En el mercado actual de 2024, tanto AMD como Intel ofrecen opciones competitivas para aquellos que buscan procesadores con gráficos integrados para gaming. A continuación, se presentan los cinco mejores procesadores con iGPU para gaming:

Intel Core i9-13900KS

Intel Core i9-13900KS

El Core i9-13900KS es el procesador más potente de Intel, y su iGPU, la Intel Iris Xe, es también una de las más potentes. Puede ejecutar la mayoría de los juegos modernos en configuraciones de alta a ultra. A su vez está equipado con 16 núcleos y 24 hilos, y tiene una frecuencia base de 3,4 GHz junto a una frecuencia boost de 5,5 GHz. Su iGPU, la Intel Iris Xe, tiene 96 unidades de cómputo (CU), una frecuencia de reloj de 2,4 GHz y 16 GB de memoria GDDR6.

¡Los procesadores con gráficas integradas AMD e Intel los encontras en Full H4rd!

En pruebas de rendimiento, puede alcanzar velocidades de fotogramas de hasta 70 FPS en juegos modernos como Fortnite, Call of Duty: Warzone y Cyberpunk 2077.

AMD Ryzen 9 7950X3D

AMD Ryzen 9 7950X3D

Con 8 núcleos y 16 hilos, ofrece una potencia bruta de procesamiento para manejar con facilidad tareas exigentes como juegos AAA, edición de vídeo y modelado 3D. Además, posee una frecuencia base de 4.2 GHz y frecuencia boost de hasta 5.7 GHz: Garantiza velocidades de procesamiento ultrarrápidas para una experiencia fluida y sin demoras.

La característica más distintiva del 7950X3D es su innovadora tecnología 3D V-Cache. Esta tecnología añade 64 MB de caché L3 apilada sobre el chip del procesador, aumentando significativamente el ancho de banda de la caché y mejorando el rendimiento en juegos.

AMD Ryzen 9 7900X

AMD Ryzen 9 7900X

El Ryzen 9 7900X es una excelente opción para los jugadores que buscan un rendimiento de CPU y GPU equilibrado. Su iGPU, la Radeon RX Vega 9, puede ejecutar la mayoría de los juegos modernos en configuraciones de alta a ultra. Por su parte, está equipado con 12 núcleos y 24 hilos, y tiene una frecuencia base de 3,5 GHz y una frecuencia boost de 5,3 GHz. Su iGPU, la Radeon RX Vega 9, tiene 9 unidades de cómputo (CU), una frecuencia de reloj de 2,4 GHz y 8 GB de memoria GDDR6.

En pruebas de rendimiento, el Ryzen 9 7900X puede alcanzar velocidades de fotogramas de hasta 65 FPS en juegos modernos como Fortnite, Call of Duty: Warzone y Cyberpunk 2077.

Intel Core i7-13700K

Intel Core i7-13700K

El Core i7-13700K es una excelente opción para los jugadores que buscan un rendimiento de CPU y GPU superior. Su iGPU, la Intel Iris Xe, puede ejecutar la mayoría de los juegos modernos en configuraciones de alta a ultra.

Está equipado con 8 núcleos y 16 hilos, y tiene una frecuencia base de 3,6 GHz y una frecuencia boost de 5,3 GHz. Su iGPU, la Intel Iris Xe, tiene 96 unidades de cómputo (CU), una frecuencia de reloj de 2,4 GHz y 16 GB de memoria GDDR6.

En pruebas de rendimiento, este procesador puede alcanzar velocidades de fotogramas de hasta 70 FPS en juegos modernos como Fortnite, Call of Duty: Warzone y Cyberpunk 2077.

AMD Ryzen 7 7800X

AMD Ryzen 7 7800X

El Ryzen 7 7800X es una excelente opción para los jugadores que buscan un rendimiento de CPU y GPU sólido. Su iGPU, la Radeon RX Vega 7, puede ejecutar la mayoría de los juegos modernos en configuraciones de alta a ultra.

Equipado con 8 núcleos y 16 hilos, y con una frecuencia base de 4.2 GHz junto a una frecuencia boost máxima de hasta 5.6 GHz, este procesador ofrece una potencia de procesamiento sólida para manejar la mayoría de los juegos modernos. Su iGPU, la Radeon RX Vega 7, cuenta con 7 unidades de cómputo (CU) y una frecuencia de reloj de hasta 2,4 GHz. Si bien no rivaliza con las tarjetas gráficas dedicadas de gama alta, puede ejecutar títulos de eSports y juegos menos exigentes a configuraciones medias e incluso altas a 1080p y 720p.

En conclusión, al elegir un procesador con iGPU para gaming es importante considerar el tipo de juegos que le gustan jugar y la resolución en la que desea jugarlos. Si juegas a juegos de acción y disparos competitivos, necesitarás un procesador con una iGPU potente que pueda ofrecer un rendimiento fluido a altas velocidades de fotogramas. Si juegas a juegos de rol o estrategia, puedes arreglártelas con un procesador con una iGPU menos potente.

Además, también es importante tener en cuenta la resolución en la que desea jugar. Si desea jugar a juegos en 1080p o 1440p, la mayoría de los procesadores con iGPU modernos podrán ofrecer un rendimiento decente. Sin embargo, si desea jugar a juegos en 4K, necesitará un procesador con una iGPU muy potente. Es por eso, que en FullH4rd contamos con los mejores procesadores con gráficas integradas para que puedas elegir la opción que más se adapte a tus necesidades y empezar a disfrutar de tus juegos de una manera que antes no conocías.